jueves, 14 de agosto de 2014

ORGANON DE LA MEDICINA § 31



Las fuerzas hostiles, en parte psíquicas y en parte físicas, a las que esta expuesta nuestra existencia y a la que se denomina agentes morbíficos nocivos, no tienen el poder de perturbar incondicionalmente la salud del hombre pero su agresión nos enferma cuando nuestro organismo se ha vuelto susceptible al ataque de alguna causa morbífica presente, en cuyo caso la salud puede resultar deteriorada y es posible experimentar sensaciones anormales; por ello es que tales fuerzas no siempre enferman, ni a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario